Sobre mí

El yoga apareció en mi vida gracias a mi hermano Nicolás. Imagino que ya intuía en cierto modo todo lo que iba a suponer para mí, lo que iba a ayudarme a sanar, a vencer todos aquellos desequilibrios que me habían llevado a estar completamente desconectada de mi esencia durante muchos años.

 

Ahí comenzó el camino a través del que ir puliendo, expandiendo y soltando todas esas capas y personajes con lo que solemos cubrir lo más puro y verdadero de nuestro ser. El yoga me ha ayudado a adoptar un estilo de vida más consciente, a aceptarme con luces y sombras, a situar en perspectiva los problemas, a confiar en mi misma y a desarrollar la voluntad y las ganas de dar lo mejor de mi cada día. Este proceso personal ha conformado mi manera de vivir y me ha ayudado a definir mi propósito.

 

Practico a diario desde los inicios, muchos maestros y formaciones, viajes a India, mucha práctica personal… años de aprendizaje y experimentación que me han permitido ir profundizando hacia planos cada vez más sutiles en la práctica, y es desde ahí, desde mi propia experimentación que comparto todo aquello que me ha transformado de forma integral.

 

Cuando empecé a tomar consciencia mi propia transformación y sanación, sentí que compartirlo con otras personas era uno de los principales motivos de mi existencia: acompañar a otras personas en su proceso de autodescubrimiento y evolución personal, a través de diferentes herramientas que han transformado mi vida de forma integral : yoga, meditación, autoconocimiento, alimentación y estilo de vida consciente…

 

Como maestra de yoga y meditación, apasionada de la alimentación saludable e intuitiva y fiel defensora de un estilo de vida consciente, mi camino y mi propósito vital no es otro que acompañar y sostener en procesos hacia una mayor plenitud, bienestar y presencia.

¿Qué es Sadhana?

 

Sadhana son todas aquellas prácticas regulares que permiten desarrollar una disciplina personal con la que limpiar, sanar y equilibrar cuerpo y mente para ponerlos al servicio del ser.

Cuando pensamos en un árbol no es posible concebir que sus ramas o sus hojas sean más importantes que sus raíces, si no que es todo el conjunto lo que le proporciona sus maravillosas cualidades y lo hace indispensable para mantener la vida.

 

De la misma forma, no es posible concebir la existencia de un yoga físico, un yoga mental o un yoga espiritual, sino que son partes del mismo árbol, el árbol del yoga. Cultivarlo y cuidarlo, nos lleva a saborear todos los frutos que la práctica nos puede proporcionar… Más allá de un cuerpo sano y longevo, una verdadera integridad física, espiritual y moral.

 

El ser humano posee cuerpo, mente y alma, y la belleza de integrarlos es la vía del yoga. La plenitud de nuestra existencia está en esa integración.

Somos los seres humanos los que creamos las divisiones pero en la propia raíz de la palabra yoga está la palabra unir, juntar el alma individual con el espíritu universal.

 

 

Abrir chat
¿Te ayudo?
Hola 👋
¿Cómo puedo ayudarte?